lunes, 17 de febrero de 2014

Sosería en la sauna

Poca gente en la sauna.
Y los que había, muy paraos.
Con las saunas tengo también mi teoría de la masa crítica: si no se llega a cierta cantidad de gente, el público se pasea, se pasea y no hace nada de nada. Luego cuando se acumula, surge la chispa catalizadora y ya se pone todo el mundo a follar.
El problema es también si hay excesiva cantidad de gente, que puede ocurrir que haya tanta oferta que la peña no se decida, y eso también ocurre.


Yo iba muy relajado después de una comilona familiar, y tampoco le puse mucha intención. Después de darme dos vueltas me metí en el agua a relajarme con los chorros de hidromasaje.


Vueltecita por la sauna húmeda y veo a tres de chicos jóvenes con barbita que me molan. Uno de ellos se cruza varias veces conmigo mirándome fijamente a los ojos. Lo sigo, le intento meter mano pero me rechaza. Sería miope y necesitaba verme a dos centímetros para ver si le gustaba yo o no.


El segundo es de los raros. Me acerco, se la toco, está empalmado, pero no hace nada, ni me toca, ni dice, ni se mueve. Estos "totémicos" me aburren. Paso de él.


El tercer barbitas se pasea hasta el cuarto oscuro. Lo sigo. Cuando voy a entrar él sale. Se queda en la puerta de una cabina. Entro yo al cuarto a ver quién hay. Casi nadie. Y mucho frío. Pero noto que ha entrado detrás de mí. Me quito la toalla y me quedo en una esquina. Se me acerca y se quita la toalla. Me acerco y nos tocamos.


Tiene la polla bastante fina, curvada y con cockring. Me la coge. Nos toqueteamos un poco. Besa muy mal. Al momento han aparecido ya varias manos tocándome el culo, lo agarro de la mano y salimos los dos hacia una cabina.


Es delgado, de estatura media, lleva la barba muy poblada y un flequillo tupé de esos hipster que se llevan ahora. Como  mucho 30 años.


Seguimos toqueteándonos y me pregunta en inglés si soy activo o pasivo. Le digo que versátil. Él me dice que pasivo y se da la vuelta. Se sube en la camilla y empiezo a tocarle el culo. Llevaba un sobrecito de lubricante, le meto el dedo. Saca un bote de popper y se pone a esnifar. Gime mientras meto y saco el dedo. Me pongo un condón, no estoy muy empalmado pero intento a ver qué se puede hacer.


Me cuesta metérsela, lo tiene muy prieto, pero con el lubricante y un empujón entra toda. Me pongo a follármelo y afortunadamente se me va poniendo dura. Estamos un rato así, él gimiendo y yo follando. Le doy unas buenas embestidas. Pero llega un momento en el que los dos vamos perdiendo el interés por lo que se ve. La saco, me da las gracias, le pregunto de dónde es y nos despedimos.


Vuelta al agua, y sin correrme. La gente ha ido desapareciendo.


Otra vueltecita por la sauna húmeda. Están los dos raros: el miope, que sigue mirándome fijamente pero cuando nos cruzamos aparta la vista y el totémico, del que paso yo. Me quedo apoyado y el pasmao pasa detrás de mí y me toca el culo.


Pero no me lo toca en plan rozamiento, sino con las dos manos y apretando. Joder, el pasmao tótem ahora quiere rollo. Pero pasa de largo. Es raro. Vuelve a pasar, saco el culo hacia atrás y me lo vuelve a tocar. Me doy la vuelta, le agarro el rabo y nos ponemos los dos a tocarnos la polla. Se la como un poco. Subo y le chupo los pezones. Se da la vuelta y me agarra la polla como metiéndosela en el culo. Hago unos movimientos como de metesaca sin follarlo.


Empiezo yo a tocarle el culo y me dirige el dedo al ojete. Y así lo tengo, yo detrás suyo, con una mano pajeándolo y otra metiéndole la yema del dedo en el culo. Estamos así un ratillo hasta que pega unos bufidos y noto que el esfínter se le aprieta y suelta intermitentemente. Le toco la punta de la polla con el dedo pero la verdad no sé si se ha corrido o no. Yo creo que sí.


Nos separamos, me medio sonríe y se larga. Un raro.


Volví un rato al agua a hidratarme y ya me fui a casa. No quedaba casi nadie.

6 comentarios:

  1. Esta sauna cual ? La paraiso ? Cuando fuiste?

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien estuve el finde en la sauna .... Y cada vez veo menos gente ... Una pena.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo en lo de las masas críticas.
    Ciertamente fue la típica tarde sosa, en la que todo se queda en roces y medias tintas.
    Cuando veo que eso está ocurriendo me centro en disfrutar de las instalaciones.
    Y al menos no me voy con la sensación de haber perdido la tarde y el dinero.

    ResponderEliminar
  4. Hombre, es que considerando que ahora en Madrid tenemos un sexclub tan decente como es The Ring, más barato y donde se va directamente en pelotas y a follar, los paseíllos de la sauna cansan, aunque los clubs son nocturnos y la sauna es perfecta para una tarde aburrida de domingo. Yo suelo ir a la Octopus. Estoy de acuerdo con perro en que lo mejor cuando no hay tema es intentar disfrutar de piscina y chorros.

    ResponderEliminar
  5. Al menos en las saunas siempre está ese "plan B", en caso de que no haya mucho rollo, ponerte a disfrutar de los chorros y las piscinas... En mi caso, y siempre que sea verano, en vez de piscina, tengo playa y arena cuando las tardes son aburridas ;)

    ResponderEliminar
  6. Habra que ir un dia a ese The Ring ... Y pensar que vivo justo al lado .... Que tentacion !!!!!

    ResponderEliminar