De esos polvos

miércoles, 4 de abril de 2018

Black Hole Barcelona

Semana Santa en la Ciudad Condal, a la que hacía mucho tiempo que no iba.
Amigos que ver, reuniones familiares, discusiones políticas y mucho movimiento.
No me ha dado tiempo casi de salir de folleteo.

Intento de ligar vía app pero los locales son muy reacios, te hacen mil preguntas y luego nunca pueden quedar.

Pero sí me pude escapar a conocer el Black Hole, el sex club heredero del Trash y que mantiene su estética dura e industrial, como de edificio en ruinas o en construcción.

Entrada (a marzo 2018) 15€, fiestas especiales 20€.
Incluye una copa o dos refrescos / cervezas.
Con la entrada te dan un kit de Stop SIDA de lubricante + condón.

Recepción amable por parte del tío que está en la entrada, a quien le puedes preguntar cualquier duda sobre el local e incluso estuvimos hablando de otros eventos a los que poder ir en Barcelona.

Yendo por la calle vi un grupito de media docena de chicos jóvenes que se quedaron a dos metros de la puerta decidiendo si entraban o no. Me preguntaron si sabía el precio de la entrada.
Lo comenté con el de la puerta y nos reímos, me dijo que era algo muy habitual.
Finalmente entraron sólo dos, y se lo montaron entre ellos.

Después de la entrada hay una zona de vestuario con taquillas. Muy pocas. Me dieron una bolsa de plástico a entregar en la puerta y me marcaron el brazo con un número en rotulador.

Tras las taquillas, la barra del bar, atendida por un chico muy simpático. No tuvo problema en darme más kits de lubri + condón cuando los necesité y atendía de manera muy amable la barra.

Tras la barra el local es alargado hacia el fondo, con algunas salas laterales.
Tiene su sling, su cruz de San Andrés, su zona de glory holes, su jaula y su área de wet sports.

Al fondo hay una gran cama cuadrada para orgías. En esa zona la luz es muy escasa.

Tras la cama, unas escaleras suben a una pequeña sala donde la peña aprovecha para fumar y tras un paso bastante incómodo hay una gran sala de vídeo con un par de filas de butacas de cine.
Todas las veces que pasé por allí me di en la cabeza contra una viga.

Es un local grande pero los distintos espacios que lo componen son pequeños.
Eso provoca que aunque no haya mucha peña sea fácil el contacto entre tíos porque siempre te acabas cruzando y rozando con alguien.

Es lo que falla en otros sitios que dejan salas muy amplias y que al final se quedan con todo el mundo pegado a las paredes, hacen falta elementos para apoyarse o pasear sin tener la impresión de estar en medio de la nada, y recovecos para follar.

En ese sentido el Black Hole está muy bien pensado, propicia los encuentros.

Público variado, mucho turista extranjero y actitud muy morbosa y participativa por parte de casi todo el mundo.

Barebackers por todos lados. Aparte de mí, sólo vi a un par de personas usar condón.
Tampoco es que se vea mucho con la poca luz que hay.

Fui dos noches y tuve varios encuentros, siempre ejerciendo de activo.
Y eso que la segunda noche llevaba un jockstrap y el culo permanentemente lubricado.
Me la comieron varios, hice un par de tríos y follé mucho.
Curioso, las dos noches terminé corriéndome en la boca de un tío.
La primera con un osito joven rubio con pinta de extranjero.
La segunda noche con un tío leather en arnés y jockstrap de cuero al que primero me follé y luego se me agachó y me la comió hasta correrme mientras me metía un par de dedos en el culo.

Yo me lo pasé muy bien y espero volver.
Recomiendo el local.

http://www.blackholebcn.com
Club Black Hole Barcelona
Sepúlveda 81
08015 Barcelona
Mapa

martes, 27 de marzo de 2018

Chandalero silencioso.

Otro fin de semana de lluvia y tiempo frío en Madrid.
Otro fin de semana que estoy cachondo perdido y no me apetece nada salir de marcha a sitios de cerdeo.
Otro fin de semana que recurro a las socorridas aplicaciones del móvil.
Y otro fin de semana que mojo.

Estando tirado en el sofá sin hacer nada me contacta un tío por Grindr.
Sorprendente, porque por Grindr no me suelo comer nada.

El diálogo es fluido y el tío parece majo: pasa de drogas, folla con condón y se adapta en el rol activo / pasivo. No le va mucho besar pero si el sobeteo.
Está en casa de un amigo y el amigo se tiene que ir, me propone a la vuelta pasarse por mi casa.
Le digo que vale y me dice que viene en coche.
La hostia, aparcar va a ser tarea imposible, le aviso. Pero aún así dice que viene.
Le doy la dirección y paso a ducharme.
No me hago limpieza intensiva de culo porque por experiencia cuando dicen que se adaptan son pasivos. Además esa noche no me apetece poner el culo.

Pasa una hora y el tío no da señales de vida. Como sólo tengo su Grindr, veo que está desconectado y le mando un mensaje. Un cuarto de hora más tarde me dice que está saliendo. Lo va a tener crudo para aparcar tan tarde, pienso, pero bueno, yo estoy en casa, si no viene me acuesto y ya está.

Al rato me manda un mensaje, está dando mil vueltas para intentar dejar el coche. Me lo tomo con calma y cuando ya estoy convencido de que se va a dar por vencido, nuevo mensaje, ya está en el portal.

Sorpresa cuando abro la puerta: aparente mucho más joven de lo que parecía en la foto. Yo le echaba treinta y pocos y va a tener unos 25. Alto y bastante delgado. Viene sin afeitar y en deportivas y chándal, como si acabara de llegar de echar un partido de fútbol. No es mi estilo pero el tío tiene su atractivo.

Me pide pasar al baño y le ofrezco algo de beber, que el hombre ha estado media hora dando vueltas con el coche. Me acepta una cerveza sin alcohol, que luego tiene que volver a conducir hasta las afueras. Es un tío supernatural, de los que hablan francamente. Sin entrar en detalles muy personales, me habla de su trabajo en un taller. Para entrar un poco al tema y antes de que se enrolle le pregunto si va con mono de trabajo y nada debajo y le toco el paquete. Se ríe y pasamos a la acción.

Compruebo que lo de besar no le va. No me rechaza pero deja la boca entrecerrada y con los labios medio apretados. Paso al toqueteo. Le quito la chaqueta del chándal y la camiseta y sí, es muy delgado, pero tiene buen pecho. No tiene casi pelos. Le como los pezones mientras le sigo agarrando la polla, que ya se le va poniendo dura.

Lo mejor que tienen los pantalones de chándal es que se bajan del tirón a la primera. Lo hago mientras me agacho y me quedo con su polla delante de la cara.
Joder, un buen rabo. Bastante largo, no muy gordo, ideal para que me folle.
Pero esa noche no estaba yo para ser follado.
Se la como antes de que se le ponga dura del todo, metiéndomela casi toda en la boca hasta casi echar la arcada. Se pone como una moto y se le pone durísima.
Me levanta y se arrodilla él. Quiere mamar.
Al principio lo hace con la boca pequeña, metiéndose sólo la punta.
Le voy empujando la cabeza hacia mí y al final consigue meterse medio rabo, poniendo el puño en la base para que no le entre más y se atragante.
Le pregunto si está cómodo y le gusta y me dice que sí, que aunque le cuesta meterse las pollas hasta el fondo quiere seguir mamándomela. Yo sé que la mía es gruesa y algo difícil de comer, pero el tío, aún teniendo la boca no muy grande, no me hace daño raspándome con los dientes.

Nos vamos quitando lo que nos queda de ropa enganchada en los pies y seguimos con las mamadas alternativamente. El tío se pica porque aunque su rabo es más largo yo me lo como entero y, sin embargo, él no puede con el mío. Me tumbo boca arriba en la cama, se me acerca por encima y sigue mamando. Llega un momento en el que se atraganta y ya le digo que pare, que no se trata de una competición.

Cuando nos incorporamos le toco ligeramente el agujero del culo con el dedo.
Como un resorte, se pone a cuatro patas encima de la cama.
Jugueteo de dedos con saliva, un poco de lubricante, condón y para adentro.

La follada es tranquila pero intensa, hasta el fondo, el chico no abre casi la boca y, como no le veo la cara, no sé si lo está pasando bien. En dos ocasiones se lo pregunto y, sin decir nada, me hace gesto con la mano para que siga.
Lo tengo tumbado completamente boca abajo en la cama y yo encima dando botes. Giramos y sigo follándole por detrás pero tumbados los dos de lado.
Le toco un poco la polla y se le ha bajado. Le pajeo un poco. No hace mucho efecto. Le saco la polla pero siguiendo en la misma posición y ya poco a poco se le va poniendo dura de nuevo.

Me quito el condón, que había salido un poquito manchado. Él aprovecha para darse otra vez la vuelta y ponerse de nuevo a cuatro patas. Condón nuevo, de pie al lado de la cama y otra vez a darle.
Esta vez voy más rítmico metiéndola y sacándola en toda su longitud y dando un empujón cada vez al fondo. El chico se está pajeando. Vamos los dos al mismo ritmo y lo estamos pasando muy bien. Por lo menos ahora jadea.

Al rato le toco y está totalmente húmedo. Me dice que se ha corrido un minuto antes, que ya no aguantaba más. Ni me había enterado. Le pregunto por qué no me ha dicho que parara y me contesta que porque estaba muy cachondo. Le digo que es mi turno de correrme. Se tumba boca arriba y me pajeo sobre su cara. Cuando estoy a punto me baja la polla con la mano para retirársela y la enchufa hacia el pecho. Le suelto una buena corrida.

Descansamos un poco abrazados y ya se pone algo más permisivo con los besos. Le digo que me hubiera gustado haber acabado dándole la vuelta y viéndole cuando se corría, en vez de todo el rato su espalda. Sonríe pero no dice nada.

Pasamos al baño, se ducha en un minuto y se viste en 30 segundos. Una vez vestidos se le ve como cortado y nervioso. Le ofrezco algo de beber y me dice que no, que se va. Le doy las gracias por venir y lo despido.

No me quedo muy convencido de que lo haya pasado bien, salvo la conversación inicial no ha abierto casi la boca. Le mando un mensaje y al buen rato, cuando ya aparece en el Grindr como a 25 km, me dice que se lo ha pasado muy bien, que disculpe pero que no le gusta nada hablar cuando folla y que a ver si repetimos.

A ver si es verdad, pienso.
Y la próxima vez el rabo me lo meto yo.
Y a ver cómo se da la semana santa.

martes, 13 de marzo de 2018

Recibir en casa

Fin de semana de perros en Madrid, sin dejar de llover después de varios días.
Me apetecía haberme pasado por algún local de cerdeo, pero aunque me cogen relativamente cerca de casa lo de la lluvia me quitó todas las ganas.


Mejor tirar de operativa móvil en casa a ver qué sale.
Y salió.
Abro el Growl el sábado después de cenar y casi a la primera me dirige un mensaje un tío bueno.


Precaución: tío exageradamente guapo, delgado y musculado, y de unos 30 años. Un tipo de tío poco habitual en esa app. Desconfío, tiene toda la pinta de perfil falso o de que me vaya a pedir dinero. Voy contestando con monosílabos un poco borde, pero al chico se le ve interesado.


Sigue hablando, me cuenta que es chaser y que le van mayores. Cuando hago amago de ofenderme se disculpa y ya ahí empezamos a hablar más distendidamente. Seguimos con bromas y empezamos a desbloquear fotos. Imposible, probablemente el tío más bueno que me haya entrado nunca.


Alto, rubio, musculoso, un guaperas.
Seguimos charlando y acaba por aparecer en casa una hora más tarde.
Se me caen los colgajos cuando abro la puerta. No soy yo de dejarme impresionar por las bellezas canónicas. Pero este tío tiene que ser por lo menos modelo.
Después de haber sido muy locuaz por el móvil resulta bastante cortado en directo.
Le hago entrar, le ofrezco algo de tomar y no acepta, quiere pasar a la acción.
Después de quitarse una cazadora de esas de marca carísimas se me acerca y me sobetea el pecho. No quiere besar. Yo hago lo propio. Tiene algo extraño bajo la camisa.
Un arnés.
De esos en forma de H, negro y con los bordes blancos.
Le quito la camisa y se baja los pantalones. Lleva un suspensorio blanco.
Me alejo para mirarlo mejor. Es tal cual un modelo de ropa interior gay.
La polla le crece bajo el suspensorio y a los pocos segundos ya se la saca por un lado.
Pollón, duro y recto.
Sin miramientos me arrodillo y se la como.
El chico sigue estando muy parado, no hace mucho, no colabora, no dice nada, sólo se deja hacer.
Me paro a pensar si es que no estaba esperando otro tipo de tío y le he decepcionado.
Yo sigo comiendo.
Al rato me pregunta con una voz muy aniñada, muy tímido, si me puede follar.
Nos ponemos a ello. Condón y mucho lubri, que el rabo es de los rectos y va a doler.
Sigo llevando yo la iniciativa en todo, me pongo a cuatro patas, se la enfoco al culo y me la meto, le pido que vaya despacio al principio.
Cuando me he habituado comienza la acción de verdad. Sigue sin decir una palabra, pero la mete y la saca entera un buen rato.
Cambio de posición, él tumbado boca arriba y yo sentado sobre su polla.
No duramos mucho, no hay mucho movimiento.
Estando así lo agarro de las muñecas y me tumbo, obligándolo a incorporarse. Se queda de rodillas follándome. Yo ya estoy muy perro y a punto de correrme.
Aprieto el ano a ver si se anima y se corre, pero no, él sigue mete saca mete saca.
Le digo que me voy a correr y me lo echo todo en la tripa.
Él quiere seguir follándome pero le digo que pare.
La saca y en la misma posición se pajea sobre mi pecho y tripa. Buena cantidad de leche.
Me la extiendo por todo el pecho con la mano mientras sonrío. Él hace un amago de sonrisa, pero durante todo el tiempo ha estado muy cortado.
Nos incorporamos e intento sacar algo de conversación mientras me limpio con toallitas húmedas.
Me dice que me conoce de vista de haberme visto por el Ring, pero que nunca hemos hecho nada.
Le respondo que lógico, no se me suele ocurrir acercarme a tíos tan buenos si no muestran algo de interés.
Contesta que la próxima vez haremos algo. Sonríe, se viste y se va.
Ha sido un polvo peculiar, me han dado bien por culo pero siendo el pasivo he sido yo el que ha llevado la parte activa, el otro tío estaba todo el rato como muy cortado.
A la mañana siguiente tengo que reconocer que me dolía.
Pero está bien recibir en casa.

jueves, 1 de marzo de 2018

Viernes Ring

Salida de viernes a The Ring


Llego pasadas las doce y media y ya está bastante animado.
Predomina peña joven y de buen cuerpo, están casi todos concentrados en la zona de laberinto y en el cuarto oscuro, donde no se puede dar un paso.


Muchos paseos como de costumbre.
En el laberinto de los azulejos hay un chico jovencito muy bajito, poquita cosa. Paso a su lado rozándole con la polla y me la agarra. Se agacha y comienza a comérmela. Al minuto hemos formado un pequeño tapón en uno de los rincones, lo levanto por los sobacos y sin decir nada él mismo se dirige al sling y se tumba pero boca abajo.
Un poco de lubri, jugueteo con el dedo en su culo, me pongo un condón y le entra a la primera.
Pocas embestidas, está muy bajito y me cuesta trabajo tener que agacharme tanto para llegar a follarle.
Paro un segundo, él se levanta y se escabulle. No lo vuelvo a ver.


Vueltas y más vueltas, lo habitual en ese sitio.
Sigo a un par de tíos pero miran al techo cuando se cruzan conmigo y salen por patas. No insisto, no estoy para mendigar y sé captar un rechazo.


A eso de las dos pasar por el cuarto oscuro es una locura, no hay dónde poner los pies. Me echo lubri en el culo porque me apetece que me follen al atravesar el cuarto dos tíos me han tocado el culo y han intentado tirar de mí. Intento quedarme pero es tal la cantidad de peña que me agobio y salgo de nuevo hacia el laberinto.


Paso por el ring y me meto en la zona de cabinas y la cama cuadrada. Me cruzo con un tío de unos 40, bajito, rapado, morboso. Cruce de miradas durante un segundo. Me paro, retrocedo, nos volvemos a cruzar y a mirar. Entro en una de las cuatro cabinas y lo miro, entra detrás de mí.


Juego de magreos, se le ve un poco cortado, intento acercar mi boca a la suya pero me rechaza, bajo y le como las tetas hasta llegar a la polla.
El rabo no es grande y está curvado hacia arriba, perfecto para iniciar la mamada de pie.
Me lo meto entero en la boca y disfruto mucho haciéndole un mamadón. Resopla.


Vuelvo a intentar besarle a ver si se ha relajado ya pero me sigue rechazando la boca. Pulso el dispensador de lubri y me embadurno el culo. Él saca un condón.


Follada en la cabina. Muy bien, me da fuerte pero como la polla no es grande no me hace daño. Disfruto mucho y él también. Tras un rato me retiro, le quito el condón, me arrodillo y se la vuelvo a mamar. Se pone como loco y me dice que pare que se va a correr. Una última chupada y me quedo de rodillas delante suyo. Se pajea un segundo y luego para y se corre sin tocarse. Me llena el pecho con dos chorretones. Me pone perdido y los dos coincidimos en que ha sido muy morboso todo.


Corro a limpiarme al baño y me voy ya para casa. No me he corrido pero he disfrutado mucho. Hace muchísimo frío en la calle y casi me quedo congelado en el paseo. Me guardo la corrida para otra ocasión.


Para este domingo quizás me acerque a la fiesta con show que hay en el Firewood. A ver si se acaba de asentar el local.

lunes, 26 de febrero de 2018

Discreto

Me entra por app un mensaje.
Perfil sin foto. Pereza.
Pereza.
Le devuelvo el saludo pero le digo que sin verle no voy a continuar hablando.
Me dice que es muy discreto.
Por experiencia, los que dicen que son discretos son feos.
Me manda foto desnudo de cuerpo entero en el cuarto de baño con el móvil tapándose la cara.
Me lo pienso.
A ver, está bueno, tipo oso velludo, con barba y con un poquito de sobrepeso, pero yo siempre prefiero tíos con carne a los delgados / fibrados.
Mantenemos una conversación amistosa. Parece majo.
Le insisto en que si le puedo ver la cara y me manda una de lejos y con gafas de sol.
Desesperante, pero como tengo un rato quedamos en que me acerque a su casa.
Vive en una zona residencial de las afueras.
Llego y me abre de tapadillo pidiéndome que no haga mucho ruido.
La casa está en penumbra y me pasa directamente al dormitorio. Es mono, tiene morbo.
Se me lanza a la boca directamente y me la come con tal intensidad que me raspa con la barba, que lleva muy recortada. Le digo que se tranquilice y baja directamente a amorrarse al pilón. Se la mete entera en la boca y chupa también con mucho ansia. Le digo que calme que me está haciendo daño. Me pide perdón y me dice que es que le encantan las pollas. A mí también, pero no me da opción de llevar la iniciativa para nada.
Después de un buen rato más de mamada se da la vuelta y me dice que me lo folle.
Tiene condones, pero no lubricante. No hace mucha falta, con un escupitajo le entra toda fácilmente.
Brama y resopla como una bestia mientras lo follo.
Se da la vuelta, se pone boca arriba y levanta las piernas. Yo, de pie en el borde de la cama. Me cuesta follármelo así porque tiene las piernas gordotas y pesa. Pero el tío aprieta el culo y en un par de embestidas se corre casi sin tocarse.
Me saco el condón, un poco sucio. Sigo de pie y él tumbado boca arriba, acerca su cabeza a mi polla y le pregunto que dónde quiere que se lo eche. Me dice que en la cara. Le pongo perdido mientras sigue resoplando y diciendo qué morbo qué morbo. Cuando termino se restriega la leche por toda la cara.
La verdad un buen polvo, le pido pasar al baño y me dice que si no me importa sólo me lave que no me duche. No estoy muy sudado, sin problema, me mojo un poco y ya. Se limpia con un rollo de papel higiénico y lo tira todo al wc. Me visto y salgo a hurtadillas como entré.
Ese mismo día por la tarde me manda un mensaje diciéndome que lo había pasado muy bien y que como me veía un tío majo me iba a contar que estaba casado con una mujer y que de ahí la discreción, pero que quiere que nos volvamos a ver.
Yo lo había intuido por el tipo de casa y la decoración muy maruja.
A mí que esté casado con quien quiera me da igual, cada uno es consciente y responsable de lo que haga. Pero se me ponen de corbata imaginando que en cualquier momento la parienta puede volver a casa por cualquier circunstancia y pillarnos en medio del numerito.
Y eso no.

viernes, 23 de febrero de 2018

Dónde voy y dónde ya no voy

Sigo yendo a bares de sexo y saunas, voy a relatar aquí mi evolución.


Saunas:


De ser un habitual, ya casi no voy a la Sauna Octopus.
En verano de 2017 subieron 3€ la entrada, de 13 a 16.
Y sin ofrecer ninguna mejora.
Es una sauna que está ya cochambrosa y no se molestan en adecentarla: si se rompe algo así lo dejan.
Los cerrojos de algunas cabinas no cierran, la sauna húmeda tuvo un problema de regulación de la temperatura y tardaron meses en solucionarlo (si es que lo han hecho), la puerta de la sauna húmeda da asquito de lo cutre que es.
Al final se ha convertido en que todo se enfoque en el cuarto oscuro.
Y, para colmo, los empleados no son nada simpáticos (¿son nuevos?).
Conozco más habituales de los domingos que han dejado de ir.
Estoy esperando a ver si abren en condiciones la nueva de Embajadores. ¿Alguien tiene referencias de las dos que están en Gran Vía, la Olimpo y la Gran Vía? Tenían ofertas en el Madbear.


Locales:


He vuelto al The Ring los viernes por la noche.
Se anima bastante pronto y no hace falta estar hasta las tantas.
Aunque predominan los "mírame y no me toques si no eres como yo" siempre que voy acabo follando.


El Substation con el cambio de nombre a The Meat Rack cayó en picado. Frío terrible en el área de la derecha. Los condones ahora hay que pedirlos al camarero (no me parece mal, pero podrían dejarlos en la barra). Los dispensadores de lubricante desaparecieron y ahora hay un par de botes gigantes en todo el local, y las dos últimas veces que fui estaban vacíos. Al comentárselo al camarero alzó los hombros y dijo "ah pues no habrá". Mal. Para cobrar 17€ un sábado, mal. Y mira que el tipo de gente es más variado y siempre se hace algo, pero no.


The Cage. Llegó un momento en el que dije NO a tanta guarrería. Lo de los olores a meado era repugnante. Daba asco hasta pisar por el suelo del local. Sé que lo han reformado y han quitado los meaderos del fondo, quizás le eche un vistazo próximamente, pero me tira mucho para atrás.


Firewood. Sólo he ido una vez, un domingo por la tarde, y estaba bastante vacío. Sólo estaba abierta la parte de la derecha y la disposición tan abierta de la sala no da mucho juego. Espero que consiga sus horarios y público porque como local me gusta mucho, tiene buen tamaño y los empleados son muy amables. A ver si se anima para los domingos. Lo siento pero en el Naked me agobio de lo enano que es, y 12€ me parece caro para lo que ofrece. Y en el Baco me parece que por edad no pego mucho.


Cruising:


¿Alguien ha vuelto a El Estudiante? ¿Es cierto que ya se puede volver a pasar con el coche? Porque casi se lo cargaron.


El Carrefour de San Fernando de Henares sigue siendo una fiesta, es mi preferido.


Apps:


El Grindr sigue siendo la más usada y aunque conseguir quedar con alguien puede ser un suplicio es la más efectiva.
La siguiente en efectividad es Wapo. Mucho chico joven.
Scruff es una desesperación: todos están muy buenos, pero a las tres frases te acaban pidiendo dinero. resulta que todos los masajistas son estrellas porno.
Las apps osas las tengo de capa caída, al final siempre somos los mismos, y son reducto de frikis y tíos rarísimos.


Afectividad y vida sexual:


He separado totalmente afectividad de actividad sexual. En el sexo me divierto y me desfogo, pero no busco más allá de tíos con los que pueda echar unas risas si me los vuelvo a encontrar. Que lo mismo me enamoro perdidamente de un polvo mañana mismo, pero por el momento siento rechazo a la dependencia sentimental. Sigo aparentando una frialdad total pero en el fondo sigo teniendo corazón, lo mismo me he vuelto muy escéptico.


Parece que a los 45 uno pasa a convertirse en daddy porque con quien más éxito tengo es con los más jóvenes. Ha habido historias graciosas. El osito de Mimosín de hace tres años despareció del mapa después de aprovecharse bien de mí y de que yo lo mandara sutilmente a tomar viento. Follamigo sigue siendo follamigo pero aunque hacemos mucha vida juntos y es el tío al que más quiero, a la hora del sexo sólo nos lo montamos si hay un trío.


Se me está cerrando o algo pasa. Yo que he llegado a meterme pollones como un obús, en el último año he pasado a activo/versátil. Me dejo follar sólo por pollas que no sean muy gruesas y todos los tíos que me encuentro por ahí son casi todos pasivos.


Sigo usando condón en todas mis folladas.


Y así están las cosas.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Guía de SexClubs Gay de Madrid (a febrero 2018)

Guía de Clubs de Sexo Gay en Madrid

Listado de sexclubs de Madrid actualizado a febrero de 2018.
Los comentarios son personales, una vez más no intento ser destructivo pero si los hay negativos es por mi impresión particular.
Se agradecen aportaciones sobre los locales, horas y días que mejor estén.

Incluyo página web de cada local para que veáis los horarios y precios. Y mapa.
SEX CLUBS

The Ring
Amparo, 78
Lavapiés
Miércoles y Jueves de 22:00h. a 3:00h.
Viernes y Sábados de 23:00h a 6:00h.
Domingos de 22:00h. a 3:00h.
10 €

Enorme local nudista, con muchas dependencias, muy bien montado. Taquillas, amplio bar, ring de lucha, cabinas con glory holes, cuarto oscuro, dos slings, laberinto... Dispensadores de condones y lubricante por todo el local. Actitud amable de los empleados. Los viernes a partir de medianoche se llena. Público mayoritario de cuerpo cuidado. Recomendable.

The Meat Rack
Calle Montserrat, 30
San Bernardo
Miércoles y Jueves de 22:00h. a 4:00h.
Viernes y Sábados de 23:30h a 6:00h.
Domingos de 22:00h. a 4:00h.
12 a 17 €

Antes conocido como At Substation. Sexclub muy grande. Ropero, bar, pista de baile, zona de literas, dos slings, rincones. Gente desnuda o en ropa interior. Ha caído bastante en el último año desde el cambio de nombre. En una de las áreas hace frío, los condones hay que pedirlos en barra y de lubricante hay dos botes en todo el local y muchas veces están vacíos, ante la indiferencia de los empleados. Política de precios muy oculta, en fiestas especiales y orgullo hasta que no llegas a la puerta no sabes cuánto te van a cobrar. Consultar mejor su Facebook. Público variado en tipología y edad. Mejor día viernes y sábado por la noche.


Firewood
Cuesta Caños Viejos, 2
Palacio
Miércoles y Jueves de 20:00h. a 3:00h.
Viernes y Sábados de 20:00h a 3:30h.
Domingos de 16:00h a 3:00h.
8 a 10 € - Fiestas especiales 15€
Gratis a menores de 25 años
Local nuevo, tamaño medio/grande, distribuido en dos zonas que abren según afluencia. Taquillas y/o ropero, bar y zonas de sex. Sling. Al ser muy reciente no sé muy bien qué días se pone mejor. Puede ser buena alternativa para domingos por la tarde. Personal amable. Público variado.

The Cage
San Bartolomé, 4
Chueca
Mapa
De domingo a jueves de 17h a 01h.
Viernes y sábados de 17h a 03h.
De 7 a 15 €, según consumición.
Bar nudista de tamaño medio, con dos zonas. Muy oscuro. Lo han remodelado y parece ser que ya no es el local sucio y con olor a pis que fue antaño. Pendiente de comprobación. Gente de todo tipo, predominante a partir de 40.

Naked
Monteleón, 5
Malasaña
http://www.nakedbarmadrid.com/gay-bar-madrid.html
Mapa
De domingo a jueves de 16h a 03h.
Viernes y sábados de 16h a 03:30h.
12 €
Menores de 30 años, 6€
Gratis a menores de 25 años.

Local nudista muy pequeño con ropero, barra de bar y cuarto al fondo. Agobiante si hay mucha gente, pero la cercanía favorece el roce. Público variado, se llena los domingos por la tarde.

Attack
Olivar, 22
Lavapiés
www.attack-bar.com
Mapa
A partir de las 22 h (consultar web)
De 8 a 10€
Local pequeño en dos plantas. Ropero, bar y dos zonas de cruising. Slings. Fiestas temáticas cada día (consultar web).

Organic
Pelayo, 30
Chueca
www.organic-club.es
Mapa
A partir de las 17 h todos los días (consultar web)
De 2,50 a 17€ según día y hora.
Local muy pequeño en pleno Chueca (antiguo Eagle). Sin referencias.

Shower & Gay Sex Bar
Pelayo 25
Chueca
www.showerbar.es
Mapa
De jueves a domingo de 23h a 10h
10 € (menores de 28 años, 5€)
Local de cruising situado en antigua sauna. Sin referencias.

Baco
Olmo, 31
Lavapiés
www.bacomadrid.com
Mapa
Jueves 22:00 a 2:00h
Viernes 22:00 a 3:00h
Sábados 22:00 a 4:00h
Domingos 18:00 a 0:00h.
10€
Sex club en Lavapiés. Sin referencias. Público joven.

OTROS LOCALES



Strong Center
Trujillos, 7
Callao / Ópera
www.strongcenter.es
Mapa
De 20:30 a 06:00h todos los días.
De 10 a 15€, salvo fiestas especiales.

Discoteca grande. NO NUDISTA. Enorme cuarto oscuro, cabinas, glory holes, cine porno. Siempre hay más gente en las zonas oscuras que en la pista de baile. Cuidado con tu cartera. Un clásico.


Boyberry Madrid
Valverde, 3
Gran Vía
http://mad.boyberry.com/madrid/
Mapa
De lunes a jueves de 12.00h a 03.00h
Viernes de 12.00h a 03.30h
Sábado de 15.00h a 03.30h
Domingo de 15.00 a 03.00h
Consumición mínima 4€
Local NO NUDISTA con múltiples espacios, en dos plantas. Bar, zona de cabinas con glory holes, mini laberinto, cabinas individuales para sex, zona de relax con vídeo (sólo se abre si hay mucho aforo). Público muy variado dependiendo de las horas del día. Abundancia de gays latinos. Cuidado con la cartera.


Leather
Pelayo, 42
Chueca
https://www.facebook.com/leatherclubspain/
Mapa
Bar de cruising NO NUDISTA con tres espacios. dos barras, cuarto oscuro, zona de cruising, cabinas. Un clásico. Público a partir de los 40. A pesar del nombre, no tiene ambiente leather. Sin referencias últimamente.



Gay Sex Club, Gay SexClub, Gay Sex Clubs, Gay SexClub, Gay Sex Madrid, Sexo Gay Madrid, Bares de Sexo, Sex bars, Sexbars
Madrid GayGuide, Madrid Gay Guide, Guía Gay Madrid.